Aunque ya llevamos semanas con calor, se acerca la primera gran ola de calor del verano.

Es más importante que nunca tomar precauciones para pasar este intenso calor de la mejor forma.

Aquí te damos algunos consejos:

1. Persianas bajadas
Por el día, baja las persianas para mantener el espacio más fresco y aprovecha para abrir las ventanas por la noche.

2. Bebe mucha agua
Aunque no tengas sed, recuerda hidratarte regularmente. Además, la comida ligera nos ayudará ¡Momento de tomar mucha fruta y verdura!

3. Ropa ligera y holgada
Momento de lucir la ropa de verano más fresquita que tengamos.

4. Evita el sol
Si puedes, evita exponerte al sol en las horas más intensas (12.00 a 16 horas) y no olvides usar protección solar. Permanece el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

5. Ejercicio
Procura reducir la actividad física en las horas de más calor, mejor a primera o última hora.

6. Especial atención a los más vulnerables
Presta especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.

7. Un chapuzón
Un baño en la piscina, playa o refrescarse en la ducha con agua fresquita nos hará estos días más llevaderos.

8. No dejar a nadie en el coche
Nunca dejes a ninguna persona o animal en un vehículo estacionado y cerrado.

9. Las mascotas también sufren el calor
Ayuda a que tengan siempre agua fresca a su alcance y procura no sacarlos a pasear a las horas en las que las temperaturas son más altas.

Solidaridad ante el calor

  • Las personas mayores o con enfermedades crónicas con más sensibles al calor, pregunta a tus vecin@s si alguien necesita ayuda en la compra o para hacer algún recado.
  • Te animamos también a poner un recipiente de agua en tu balcón o puerta para los animales que puedan tener sed, como gatos o pájaros y atenter con cariño plantas y flores, tanto en nuestros balcones como fuera si podemos.