La Navidad es una época que se caracteriza por muchos motivos: las luces, las cenas en familia, el turrón, los regalos, pero también es una fecha de solidaridad y de unión entre personas.

Tenemos tantas cosas que no usamos y pueden ser muy valiosas para otras personas.
Por ejemplo, los juguetes que ya no uséis pueden hacer muy felices a otros niños del barrio o ese turrón de la cesta de Navidad que siempre sobra, ¡será estupendo aportar esta pequeña ayuda a tus vecinos!


Te damos algunas ideas:

1. Dona juguetes a una familia del barrio

Puedes hacer una publicación en ¿Tienes sal? ofreciendo los juguetes que ya no usas a familias del barrio que puedan necesitarlos ¡Será mágico alegrar a otros niños!

2. Busca una asociación del barrio donde donarlos

Hay muchas asociaciones y centros que recogen juguetes en Navidad para repartirlos entre las familias más necesitadas ¡Seguro que hay alguna cerca de ti!

3. Intercambia los juguetes

Una buena forma de ahorrar dinero y ser más sostenibles, es intercambiar juguetes con otros padres ¡Los niños estarán felices de estrenar regalos esta Navidad y todos ahorraréis!

4. Sé Papa Noel por un día

Otra opción muy bonita es darle los regalos a un niño del barrio personalmente, puedes disfrazarte también como un paje de los Reyes o el mismo Papá Noel ¡Será muy divertido!


papanoel-1

¡Esta Navidad podemos estar más unidos!