El comercio de barrio es una pieza muy importante de la vida de nuestras calles. Por desgracia vemos cómo el gran comercio se está comiendo al pequeño y muchas tiendas se ven obligadas a cerrar.

Nadie puede competir con el pequeño comercio en proximidad, cercanía de trato o identidad y necesitamos protegerlo entre todos.

¡El barrio no solo lo hacen sus vecinos, sino también sus comercios!

La Navidad es la epoca del año en la que más compramos: regalos, decoración, alimentación...
¡Apoya al comercio local haciendo tus compras en el barrio!

¿Por qué comprar estas Navidades en tiendas locales?


Sostenibilidad y proximidad

La proximidad hace que lo que consumimos sea más sostenible, se reducen los medios de transporte para llegar al producto final y en muchos casos, se trata de productos locales, más frescos y con menos empaquetado.

Genera riqueza y empleo local

¡Ayuda a la economía local! El comercio genera puestos de trabajo en tu zona, para tus vecinos y son el sustento principal de muchas familias. ¡Mejorará la vida en el barrio!

Identidad de barrio

Algunas de estas tiendas llevan generaciones abiertas, otras son más nuevas; pero en cualquier caso, sus colores y su personalidad hacen que la esencia del barrio se mantenga y le dan un carácter más auténtico al vecindario en el que vivimos, cosa que no consiguen las grandes cadenas.

Trato personalizado

Es fantástico ir a la tienda del barrio y establecer una relación de cercanía. Este trato más próximo invita a entablar conversaciones, recomendaciones y harán que nuestras compras sean muy agradables.

El agricultor, el mecánico, o el que vende productos caseros para el cuidado de la piel, aprecian a sus clientes mucho más. ¿Por qué? No sólo llegan a conocerte, sino que les brindas apoyo y ayudas a sus negocios a sobrevivir.

regalitos-1